domingo, 31 de marzo de 2013

De cristal




Rompo mi cajita de cristal
sin mariposas.
Los anillos ruedan por la alfombra.
Mis manos vuelan.

Silvia R. Ares
31/3/2013

Foto: Germaine Chaumel

En el fuego



Duerme la pequeña loba
en el fuego que respiro.
Sueño y arde; ella duerme.
Mañana cubriré de rojo
su memoria blanca.

Silvia R. Ares
31/3/2013

Foto: obra de Elzbieta Brozek

Est


Es llamar y preguntar
hasta en la boca de los peces.
Es el día y siempre noche.
Es el aire en mi castillo frío.
Es, no sé, si un dios que mira
me comprende. Con qué ojos.

Silvia R. Ares
31/3/2013

La calle de mi cielo




La calle de mi cielo
se pobló de voces.
¿Quiénes son
los que no están aquí
y miran desde lejos mi silueta vagabunda?
Conozco el mar, los terraplenes,
los pájaros de sur a norte. La nieve
cuando cae.
A ellos, no.

La voces me persiguen
y la soledad me arrastra.

Silvia R. Ares
31/3/2013

A donde el viento crece




Digo ayer y digo nunca.
Los años tropezaron en mi lengua y
los mordí.
Entonces, sangre, quieta.
Ya pasó lo que no fuiste
y añorar es de cobardes.
No más niña, no más flores
que se mueren con el alba.
La hierba está desnuda y luce bien.

Vamos, corazón, a donde el viento crece.

Silvia R. Ares
30/3/2013

 Foto: Lydia Roberts

sábado, 30 de marzo de 2013

Rutas



La ruta peregrina
se abre en tres mitades.
Elijo la del medio y
voy despacio, tarareando una canción.
Ninguna tiene un fin
ni algún principio:
da lo mismo cuál elija y dónde vaya.
Por eso es que me gustan.
Las tres son incompletas,
como yo.

Silvia R. Ares
30/3/2013

Espejos



Puede ser que el tiempo
me cubrió las manos con ceniza.
O, tal vez, una traición
marcó mi cara.
Por más que les pregunte a los espejos,
ellos muestran lo que ven:
ni tiempo ni traidores a mi lado.
Sólo yo, mirándome la piel.

Silvia R. Ares
30/3/2013

Siempre un ángel



La niña oscura
cierra las ventanas
en la noche de los cielos.

Un perfume
iluminó su frente.
(Siempre un ángel queda).

Silvia R. Ares
30/3/2013

Foto: Ronnie Boehm

Hélice



Volverá
sobre el hielo
(corazón vacilante)
a prometer calor
-aliento en hélice-
y no preguntes

no preguntes

volverá

Silvia R. Ares
5/1/2013

viernes, 29 de marzo de 2013

-En el aire-



Nos envía
el Universo a
construir un sueño.

Y ¿qué nos da
-en el aire-
para amar?

Silvia R. Ares
5/1/2013

Hierba


Una noche aquí, mi corazón,
dormida en la espesura
de un dolor imaginario.

¿Cuánto tiempo faltará?
¿Qué más?
No quiero este morir
y renacer entre la hierba.

Silvia R. Ares
5/1/2013

En sueños



En mis ojos
tengo el cielo
de la eternidad

(si no estás
conmigo
no me importa)

Las estrellas
miran
hacia abajo

Yo, aquí
-resplandeciente-

(y vos dormido,

en sueños)

Silvia R. Ares
5/1/2013

La gota del diluvio



Soy la gota
del diluvio

la que siempre
llena
copas

(para amar)

Silvia R. Ares
6/1/2013

Por el agua



Avanza
por el agua
mi deseo
de ser luna.

No se pide
lo imposible en un
estanque.

No se pide
(pero avanza).

Silvia R. Ares
6/1/2013

A veces



El filo de los pájaros
es tibio.

A veces suena
-y me deleita-

mientras sangro.

Silvia R. Ares
6/1/2013

Qué dirán



¿Qué dirán las golondrinas
en su vuelo?

¿Harán silencio al recordar
el frío?

O sólo escaparán, en un temblor
de nubes.

Silvia R. Ares
29/3/2013

En la pira bautismal



En la pira bautismal desnudo soles.
Quiero arder sobre mí misma
hasta llegar a ese dolor
de los que nacen vivos.

Silvia R. Ares
29/3/2013

Mensaje



La llave del silencio se quebró.
Giro el picaporte con palabras y la puerta
no se abre.
Un golpe, otro más, la sangre entre las manos.
Duelen las astillas que lastiman la garganta.
En la puerta escribo.
Un mensaje, nada, algo rojo y transparente.

Silvia R. Ares
29/3/2013

Donde crecer



Amor,
desde mi flor en llamas
huelo tu ternura.

Algún día
inventaremos un jardín

donde crecer al viento
sea posible,

sin quebrar
ni pétalos ni piel,

hierba sobre hierba
nuestros cuerpos.

Silvia R. Ares
29/3/2013

Foto: obra de Vladimir Ezhakov

jueves, 28 de marzo de 2013

Nombre




¿Cuál será tu nombre?
¿Te conozco?
A veces pienso que soñás conmigo.
Miramos esta luna que trasciende
el límite del cuerpo.
Quizás seamos uno.
Un alma, abierta en dos.

Silvia R. Ares
28/3/2013

No hay luna



No hay luna
en mi terraza.

Alguien que robó
los ojos que me aman, llora.

Que no llame.
Que no diga.

Que devuelva
lo que fui
al cielo de mi última plegaria. 

Silvia R. Ares
28/3/2013

Este mundo



¿De qué cautiva luz
habrá escapado el sueño?
Muchos, con mi nombre, hablaban.
No era yo, no dije tanto.
Apenas recopilo las palabras de
mi voz dormida,
de las voces que conocen
este mundo que me brilla
cuando suelto el aire.
Y aún no puedo, pero quiero:
este mundo
que no sé
nombrar.

Silvia R. Ares
28/3/2013


Foto: obra de Vicente Romero Redondo

De otro reino



En tus ojos
nacen flores
de otro reino.

Mariposas
sin estío
me acompañan.

Dulce voz
anuncia
sombras verdes.

Pétalo tras
pétalo
te nombro.

A ras del aire,
castillo en luz,
mi corazón.

Silvia R. Ares
28/3/2013


Encuentro



Bastará una lluvia clandestina
para oír tu nombre.

Hincada en una flor,
sacudiré mis ojos
hasta verte.

Silvia R. Ares
28/3/2013

miércoles, 27 de marzo de 2013

Sangre verde



El pájaro predijo
que me amabas
y murió.

El silencio
me acorrala en
sangre verde.

Silvia R. Ares
27/3/2013

Foto: Steve Burns


Cardos



Pensé morir
en vos,
pero no pude.

Ahora
junto cardos
en la arena.

Silvia R. Ares
27/3/2013

Le petit chaperon rouge



Pequeña cautiva
de un juego mortal,
a oscuras en
los brazos de tu lobo,
hincarás los dientes
en su pecho blanco
hasta que la flores
brillen en sus fauces.

Silvia R. Ares
27/3/2013



Danza bautismal




Cadencia bautismal de olas
en el rito que mi vientre acuna.
Pez, en este mar que hundió tu nombre
con su altivo sueño.
Nadie cubrirá mi desamparo,
mi obstinada desnudez
de ninfa consagrada a un extranjero.
Queda en mí la madreperla
como ofrenda de algún dios impuro.
Bebo, en esta danza del olvido,
cada gota de mi furia.

Silvia R. Ares
27/3/2013

Foto: Gustavo Cisneros

martes, 26 de marzo de 2013

Viaje




Doce campanadas.
Con el cielo a mi favor,
podría comenzar el viaje.

Nada tengo. Nada soy,
más que una brizna de Universo
en víspera de lluvias.

Silvia R. Ares
25/3/2013

Lunaris V



Esta noche sos tan verdadera
que me alegro de saber 
que estoy en vos.

La doncella que, sin brazos,
se desnuda
(en la luz del mundo) para ser amada

y pronuncia cada nombre de mujer,
abriendo úteros
de sangre.

Silvia R. Ares
25/3/2013

Cruza la ciudad



Cruza la ciudad
en tren
con dos palabras.
Amanece cuando él quiere.
Una vez le hablé
de mí
del sol
de los jardines.
Tanta nubes
-dijo-
tantas nubes.

Silvia R. Ares
25/3/2013

lunes, 25 de marzo de 2013

Sabemos



Hablamos tras la mano que te oculta
sin decirnos cuánto y cómo.
Pero sabemos, sí,
que nos amamos.

Silvia R. Ares
25/3/2013

Miedo

¿Tengo  miedo a las palabras?
No.
Sólo temo a lo que digo
cuando el ángel no me invoca
y tengo miedo.

Silvia R. Ares
25/3/2013

Foto: obra de Sokolova Nadezda

Seguir leyendo a Auden

“Unos dicen que el amor es un niño
y otros dicen que es un pájaro…”

W. H. Auden

Los pájaros se chocan contra el vidrio transparente
del jardín de invierno.
(No se mueren, sólo chocan).
Salgo y les regalo flores blancas y amarillas.
Un niño se me acerca,
pide una gardenia que no tengo,
pero compro y se la doy.

¿Qué más podría hacer por el amor
en esta tarde?

Seguir leyendo a Auden,
por si acaso él sepa.

Silvia R. Ares
25/3/2013

Miopía



Era el circo de la infancia.
Las figuras borroneadas que giraban en la rueda gris
brillaban.
Todos aplaudían, yo reía porque sí.
Ves, mirá al payaso, Silvi. Qué nariz tan roja tiene
y los ojos como huevos. Cómo baila la de azul
y el caniche negro con la cinta…
Le creí a mi mamá, ella es grande y sabe mucho.
Todos aplaudían, yo reía porque sí.

Silvia R. Ares
25/3/2013


Foto: litografía de Marc Chagall, “Le cirque au clown jaune.”

domingo, 24 de marzo de 2013

Mujer

Hay una mujer
que surge / de la niña rota.

Ya no duele,
la muñeca azul descansa.

Lágrima y palabra se parecen

(a la herida de una flor,
al blanco amor de un hijo
cuando nace).

Silvia R. Ares
24/3/2013

Foto: obra de Tamara de Lempicka

Mañana



Vamos caminando lento
cuando nadie espera.
Somos dos: la luna y yo.
Un grillo nos saluda.
El gato que se escapa por el techo se despide
y sé que me consuela
(aunque no lloramos).
Mañana volverá feliz
y fingirá el amor
entre mis piernas.
Yo, también.
Tal vez sonría.

Silvia R. Ares
24/3/2013

Piel



Las manos que rodean mi cintura
son las tuyas.
Yo no soy la misma,
algo se rompió
dentro del tiempo de mis ojos
y en la sangre que perdí.
La piel es otra piel:
es ésta, ahora es mía.
Tu piel, no sé,
de quién será.

Silvia R. Ares
23/3/2013

sábado, 23 de marzo de 2013

De su primera vez



Mis dedos se aproximan a la luna.
Ya casi me apodero de su piel,
de su primera vez,
de su vestido inmaculado
que la noche romperá
sin preguntar si es por amor
o por seguir / despierta.

Silvia R. Ares
23/3/2013

viernes, 22 de marzo de 2013

Bosque



Bosque
de abedul,
así se llama
tu recuerdo.

Silvia R. Ares
22/3/2013

Foto: obra de Stella Im Hultberg

Un nombre



Rauda, te me vas, espuma,
y la mano que, anhelante, queda.
Era ninfa de tus mares,
la que amabas.
Ahora, entre las rocas, pienso
un nombre para mí,
la caricia / de otro fuego.

Silvia R. Ares
22/3/2013

Una vez



Dirán que
para siempre.
Y no.

Llovieron cuerpos
una vez
y rebrotaron
niños verdes.

Nadie
me contó
la historia.
Pero yo creo.

Silvia R. Ares
22/3/2013

Foto: obra de Cesar Santos

Y tropecé



Las risas dibujaban charcos en mi cara.
Yo corría por el último escalón del cielo
y tropecé
para escuchar mi llanto.

Silvia R. Ares
21/3/2013

jueves, 21 de marzo de 2013

En el pico de las águilas



Sin órdenes, el cielo avanza.
No hay piratas ni doncel del viento,
ni acaso un temporal en puerta.

Abro la bandera de mis ojos
en el pico de las águilas.

Divina potestad la de mi mano:
morir en luz, abierta en luz.

Silvia R. Ares
21/3/2013